+93 238 16 05 / +902 444 446 info@urologiabielsalorente.com

Después de someterse a una cirugía, es muy importante seguir la pauta indicada por su médico especialista. Recuerde que para una correcta recuperación es fundamental leer detenidamente el tratamiento y las recomendaciones del Informe de Alta.
Asimismo, tenga en cuenta las consideraciones que detallamos a continuación en relación al alta hospitalaria tras estas intervenciones:

Cirugía de Litiasis:

  • Durante los primeros días tras la intervención es normal que presente ciertas molestias abdominales, sobre todo en la parte baja del abdomen del lado que fue operado. Se le prescribirán analgésicos y antiinflamatorios para dichas molestias.
  • Es normal, durante los primeros días, que orine con algún resto de sangre o fragmentos litiásicos.
  • En un número reducido de pacientes, se puede presentar un nuevo cuadro de cólico nefrítico aunque se hayan retirado todas las litiasis. Esto se debe a que puede haber una inflamación importante a nivel del uréter. En dicho caso, lo mejor es acudir a Urgencias para observación e iniciar un tratamiento específico.
  • Si después de la cirugía se le ha dejado colocado un catéter ureteral, puede experimentar ciertas molestias ocasionadas por el mismo. Estas suelen ser: ganas frecuentes de orinar (aunque la vejiga no esté llena), orinar con restos de sangre y dolor lumbar, sobre todo después de orinar.
  • Debe acudir a urgencias en caso de:
    • Fiebre de más de 38ºC
    • Dolor que no cede con la analgesia pautada

Cirugía Prostática por Láser:

  • Los primeros días tras la intervención, la frecuencia miccional puede estar aumentada, puede presentar escozor, urgencia y llegar a escapársele algunas gotas de orina. Es normal e irá disminuyendo progresivamente. Se le prescribirá tratamiento con antiinflamatorios para disminuir estos síntomas.
  • Las 2 primeras semanas debe realizar reposo relativo. Esto incluye:
  • Evitar cargar pesos, así como hacer medianos y grandes esfuerzos.
  • No realizar actividades físicas, dar paseos cortos y regulares evitando largas caminatas, así como evitar subir escaleras.
  • Debe ingerir aproximadamente entre 8 y 10 vasos diarios de agua para ayudar a eliminar los líquidos a través de la vejiga y facilitar que la orina sea de aspecto claro.
    • Evite el café, el alcohol y las bebidas gaseosas.
    • Durante las dos primeras semanas, la coloración de la orina puede ser con sangre. Si el tono se hace más intenso, beba líquidos hasta que la orina se vaya aclarando progresivamente. Cabe la posibilidad de que expulse algún coágulo.
  • Debe evitar el estreñimiento, ya que el esfuerzo puede facilitar el sangrado a través de la orina. Se le indicará una dieta rica en fibra y laxantes en el Informe de Alta.
  • Evite mantener relaciones sexuales hasta la visita en consulta.
  • Puede continuar con su medicación habitual tras el alta.