+93 238 16 05 / +902 444 446 info@urologiabielsalorente.com
Entrevista a los doctores Óscar Bielsa y José Antonio Lorente, responsables del servicio de Urología en el Hospital Quirónsalud Barcelona

Aunque el número de hombres que visita al urólogo aumenta cada año, existe aún cierta reticencia para consultar al especialista, cosa que es clave para el diagnóstico precoz de enfermedades como el cáncer de próstata. Los seis miembros del servicio de Urología en el Hospital Quirónsalud Barcelona cuentan con formación especialista vía MIR y una amplia experiencia profesional en el sector público y privado. Hablamos con los Dres. Bielsa y Lorente, al mando de un equipo que se caracteriza por la competencia de sus miembros, la puntera dotación tecnológica y la vocación orientada hacia el buen trato al paciente.

-¿Qué es la urología y qué importancia tiene la prevención?

La urología es una especialidad médico-quirúrgica que diagnostica y trata las enfermedades que afectan al aparato urinario de ambos sexos, así como cualquier alteración del aparato genital masculino. Abarca aspectos médicos y quirúrgicos en el tratamiento de los diferentes problemas que afectan a estos órganos, así como de la prevención y el fomento de la salud sexual en general. Uno de los aspectos que se ha desarrollado más es el diagnóstico precoz, que puede prevenir o anticipar los síntomas de las distintas enfermedades que pueden ir apareciendo con el paso de los años. Por ello, una detección realizada a tiempo y en una consulta integral es el mejor seguro para una mayor calidad de vida. Aunque el número de hombres que visita al urólogo aumenta cada año, existe aún cierta reticencia para consultar al especialista, a diferencia de las mujeres que consultan más al ginecólogo en materia preventiva.

-Por lo tanto, ¿quién debe acudir al urólogo de manera preventiva?

En principio, los hombres en general, al ser el urólogo considerado el especialista encargado de la salud del varón. De forma concreta, es recomendable una visita esporádica por debajo de los 40 años y anualmente para hombres mayores de 50. -¿Y la mujer?

En efecto, no es una especialidad sólo de hombres. La urología femenina abarca todo lo relativo a temas muy frecuentes en las mujeres como por ejemplo, las infecciones de orina o los problemas del suelo pélvico, como la incontinencia. Existen también motivos de consulta comunes con los hombres, como los cálculos renales o los tumores de riñón y vejiga.

-Al margen de la prevención, ¿cuáles son los motivos más habituales de consulta en el hombre?

Depende de la edad. En menores de 40 años temas relacionados con anomalías en la exploración del aparato genital, estudios de fertilidad o relacionados con enfermedades de trasmisión sexual. A partir de los 40 años empiezan las consultas relacionadas con trastornos urinarios o con la salud prostática.

-¿Qué tipos y qué frecuencia de trastornos de la próstata existen?

La más conocida y temida es el cáncer de próstata, del que cada año en España se diagnostican más casos y es el tumor más frecuente en los hombres. Aunque no existe ninguna causa desencadenante, la edad es el principal factor de riesgo, ya que la mayoría de los casos se diagnostican en mayores de 50 años. Al margen de poder sufrir un tumor, se sabe que el 50% de los hombres mayores de esta edad reconocen algún trastorno para orinar. Esto es debido, casi siempre, a un aumento en el tamaño de la próstata, la llamada hiperplasia benigna de la próstata (HBP), que padecen en nuestro país unos 5 millones de hombres. Por último, en hombres más jóvenes es más frecuente la inflamación de la próstata, conocida como prostatitis.

-¿Cuál es su consejo para la revisión prostática y cómo se realiza el diagnóstico?

Aconsejamos valorar el estado de salud de la próstata mediante una consulta al urólogo a todos los hombres mayores de 50 años. Los controles anuales permiten restablecer la calidad miccional en caso de sufrir HBP y diagnosticar el cáncer de forma precoz en más del 90% de los casos.

Medio: La Vanguardia
Artículo completo: Descarga en PDF.