+93 238 16 05 / +902 444 446 info@urologiabielsalorente.com

El Dr. Enrique Rijo ha realizado con éxito los primeros casos de la técnica de Aquablation en Barcelona y por segunda vez en España. La intervención tuvo lugar el pasado mes de abril junto con el Dr. Gil-Vernet (Quirónsalud Teknon), tras haber realizado la formación para dicho procedimiento en Newcastle (Reino Unido) a principios de este año.

Dados los buenos resultados de la técnica Aquablation, y de acuerdo con el Dr. Rijo, se ha decidido implantar de forma regular la técnica en el Servicio de Urología del Hospital Quirón Barcelona con el equipo de Urología Bielsa&Lorente.

Aquablation es la técnica mínimamente invasiva más innovadora para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) que consiste en una ablación del tejido prostático con suero fisiológico (agua) a temperatura ambiente vía transuretral, sin necesidad de incisiones y totalmente robotizada.

El sistema Aquabeam® permite un tratamiento preciso, ya que el cirujano puede visualizar en tiempo real mediante visión cistoscópica y ecográfica todo el procedimiento.

Tras la planificación realizada por el cirujano, el robot lleva a cabo el procedimiento a gran velocidad y con una gran precisión, eliminando el error humano a la hora de respetar las estructuras anatómicas.

Esto permite realizar la cirugía desobstructiva de la HBP en un menor tiempo operatorio (el tiempo promedio de ablación es de 4-5 minutos además de un tiempo de planificación de entre 15-20 minutos), con mínimo sangrado y de la forma menos invasiva. 

Su principal ventaja es que no afecta la función sexual eréctil y permite preservar la eyaculación anterógrada en el 90% de los casos, a diferencia de la mayoría de tratamientos para la HBP como la RTU bipolar o el láser que al ser energías térmicas (calor) y eliminar estructuras anatómicas necesarias para la preservación de la eyaculación normal, producen como efecto secundario la eyaculación retrograda (seca) en hasta el 80% de los casos.

Con esta técnica no existen límites en cuanto al tamaño prostático, pudiéndose tratar próstata de gran tamaño que tradicionalmente se realizaban mediante cirugía abierta.

Y a diferencia de la cirugía abierta, el paciente se recupera muy pronto y puede ser dado de alta sin sonda vesical en 24-48 horas después de la intervención.

Este sistema fue diseñado por expertos de la NASA para la misión Marte aprovechando el poder del agua que actúa como un láser para cortar todo tipo de materiales. Tras varios años de estudio estos investigadores fundaron la compañía PROCEPT BioRobotics en California (Redwood City), con el objetivo de aplicar la tecnología robótica en el campo de la medicina, específicamente para el tratamiento de la HBP.

Para una mayor información puede consultar el sitio web de Procept BioRobotics: https://www.procept-biorobotics.com